Qué hacer cuando mi imagen ya no vende

Mientras empresarios, directivos y profesionales sigan viendo a la imagen pública como de “apariencia” y cosmética, en lugar de verla como estratégica, no se comprenderá que una vez implementada NO SE PUEDE RENUNCIAR A ELLA.

Se puede manejar, pero nunca renunciar a ella, pues es como si a un cliente le dijéramos que además de ya no poder venderle se tape los ojos y deje de percibirnos.

Publicado por Alex Castillo

Asesor en Relaciones Públicas, Imagen Pública y Reputación en Guatemala.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: