La imagen pública de lo que no fue

Me imagino que alguna vez habrás escuchado la frase “uno nunca sabe por qué hace las cosas”. La misma, refleja que alguna vez en nuestras vidas reconocemos que hacemos o hemos hecho cosas con un grado considerable de inconciencia, lo que provoca que nos autopercibamos como personajes de una trama sobre la cual no tenemos mayor control y además consideremos que somos simples víctimas de las circunstancias que nos tocan vivir.


Qué pasaría con nosotros si llegásemos a saber que cotidianamente tenemos pensamientos y realizamos acciones que responden únicamente a vivir experiencias o cumplir metas que NO pudimos realizar en el pasado.

Si supiéramos esto, me pregunto: ¿qué pasaría con la imagen que tenemos de nosotros mismos?, ¿retomaríamos el control de nuestras vidas o no?, ¿viviríamos con más conciencia y más pasión?

Algunos ejemplos: yo de niño quería ser doctor, pero no lo fui; desarrollé otras habilidades como la comunicación, pero decidí potenciar mi enfoque profesional hacia la imagen y las relaciones públicas para potenciar a las personas como una manera de no dejar mi aspiración de ayudar a los demás que configuré cuando quería ser doctor.

Ven, configuré una nueva versión de mi imagen profesional con base en el doctor que nunca pude ser.

Muchos de ustedes y yo tuvimos abuelos que fueron pilares en nuestra configuración como persona. De mi abuelo quise heredar su armonía y de mi abuela su determinación. La vida ha transcurrido en la búsqueda por encontrar un balance entre los dos aportes, pero en algunas experiencias me ha faltado una más que otra o al revés, lo que ha repercutido en los resultados.

Entonces, ese balance es lo que me ha faltado, por lo que cada vez que busco equilibrar la balanza siempre pesa una postura más que la otra y reflexiono en lo que pudo ser si hubiera tenido más de aquello o menos de lo otro.

Así también, he observado que muchos padres y madres de familia le dan más libertades a sus hijos, de las que ellos NO pudieron obtender  de sus padres.

Muchas familias toman malas decisiones tratando de hacer cosas diferentes a las que hacen cierta parte de la misma familia, para NO ser iguales a ellas.

Muchas personas de la tercera edad quieren hacer cosas que NO hicieron cuando eran más jóvenes, lo que provoca desequilibrios o aprietos de vida innecesarios.

Muchos hombres y mujeres quieren estudiar algo porque creen que NO son buenos para esto o para aquello, esperando encontrar algo que les llame la atención o encuentren que son buenos.

En los núcleos familiares se dividen las propiedades o se favorece a determinado familiar porque NO van a repetir los desequilibrios que otras generaciones cometieron con ellos, sin ninguna razón de peso adicional.

Como ven, muchos de nosotros y en nuestros círculos sociales se da una especie de fenómeno en el que se cree en ideas y se toman decisiones BASADOS EN LO QUE NO PUDO SER, incluso ignorando si es posible pensar y actuar así respecto al presente que toca vivir.

Así, pude identificar que la imagen pública, es decir, ese conjunto de ideas que prevalescen en nuestras sociedades están basadas en solventar un pasado que pesa y que no estamos dispuestos a renunciar a él hasta que “hagamos justicia” de hacerlo realidad o resolvamos lo que está pendiente en nosotros, nuestra familia, nuestra sociedad, nuestro país.

Entonces, pude comprobar que la imagen pública que tenemos de una persona, empresa, marca o país está basada eminentemente en ese “algo” que viene a nuestra mente que quisimos tener o hacer en el pasado, determinando si tenemos la capacidad para hacerlo realidad.

Es recomendable que tomemos de referencia el pasado para ubicar si tenemos las condiciones en el presente para pensar de determinada manera y así conducir nuestras acciones de forma más consciente, pues determinarán nuestro futuro y nos darán la satisfacción de siempre saber por qué hacemos las cosas.

Potenciemos nuestra imagen en el presente a partir de nuestro pasado.


Encuentra más artículos y análisis en Índice Publicaciones


Fotografía: psyciencia


Alex Castillo | Consultor en Imagen Pública

Publicado por Alex Castillo

Asesor en Relaciones Públicas, Imagen Pública y Reputación en Guatemala.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: